martes, 13 de noviembre de 2012

BSCW, uso pedagógico



Esta semana la entrada al blog es de libre temático y yo particularmente he decidido aprovechar para escribir sobre aspectos que pienso que se han quedado en el tintero y son importantes, desde mi punto de vista. Es por ellos que voy a indagar sobre la aplicación de BSCW como herramienta de trababajo colaborativo y también sobre Cmaptools en otra entrada posterior.





Una aplicación innovadora de este tipo de herramientas está modificando la concepción de la enseñanza, de las estrategias y de las técnicas de desarrollo que aplicamos, de los roles del profesorado y de los estudiantes. 
Simultáneamente, la enseñanza avanza hacia un modelo que se aleja cada vez más de la "clase magistral" como base de la instrucción, en la cual la figura del profesor es el centro del sistema y se dirige hacia un modelo que fomenta la participación del alumnado, como medio fundamental del aprendizaje ("student-centered learning"), en el cual el profesorado ejerce de guía del proceso.

Esta nueva escuela ha de facilitar que el alumnado adquiera unas habilidades básicas que le permitan interaccionar con los nuevos elementos culturales de comunicación, sabiendo seleccionar y utilizar el exceso de información que nos rodea para no ser un analfabeto tecnológico, aunque se debe aceptar que, generalmente, el alumnado tiene una mayor predisposición y facilidad para interaccionar con las TIC que el profesorado.

Una de las técnicas pedagógicas que favorecen la construcción del aprendizaje por parte del propio alumno, es el aprendizaje cooperativo, que podría definirse como aquella técnica pedagógica en la que los estudiantes trabajan juntos hacia la consecución de un objetivo común. Las ventajas del aprendizaje cooperativo están ampliamente difundidas en la bibliografía y entre las más destacables podríamos citar la siguientes: La mejora del rendimiento de los estudiantes, el desarrollo de habilidades cognitivas de alto orden, el incremento de la retención del conocimiento y de su participación activa y responsabilidad en el proceso de aprendizaje, así como el desarrollo de habilidades grupales específicas de la cooperación (como la capacidad de negociación, la de resolver conflictos y la de comunicarse eficientemente con sus compañeros de grupo).

Las TICs permiten acceder con rapidez a una cantidad enorme de información y a su vez, favorecen la creación de comunidades en la red de grupos de personas con intereses comunes, que pueden trabajar cooperativamente, superando las limitaciones de espacio y tiempo, con herramientas como elBSCW (Basic Support for Cooperative Work o Soporte Básico para el Trabajo Cooperativo). Esta herramienta ha sido utilizada con gran éxito en los últimos cursos escolares por los alumnos del CFGS de Química Ambiental del IES Mercè Rodoreda como recurso didáctico y ha permitido que alumnos de diferentes clases pudieran realizar trabajos cooperativos sin necesidad de coincidir ni en el espacio ni en el tiempo.

Para trabajar con el BSCW sólo hace falta una conexión a internet y un navegador: no se requieren programas especiales. El sistema BSCW controla diferentes espacios de trabajo compartidos por diferentes usuarios. Cada espacio de trabajo puede contener diferente tipo de información: documentos, dibujos, enlaces a otras páginas web, foros... Los contenidos de cada espacio de trabajo se presentan como objetos de información ordenados según una jerarquía de carpetas. Además de la información normal que se puede descargar como en cualquier otra página web, los usuarios también pueden subir información desde sus ordenadores. Por ejemplo, un profesor puede colgar ejercicios en un espacio de trabajo, los estudiantes se descargan estos ejercicios y más tarde cuelgan en el espacio de trabajo la solución a estos ejercicios para que el profesor los pueda revisar, todo acompañado de un foro en el cual los alumnos han ido exponiendo sus dudas y ellos mismo y el profesor las han ido respondiendo.

¿Cuáles son las características que hacen del BSCW una herramienta tan atractiva para la docencia?. Entre las principales características destacamos las siguientes:


  • Es un entorno telemático gratuito y fácil de utilizar. Se accede a través de http://bscw.fit.fraunhofer.de/ Cada usuario tiene 10 MB de espacio para colgar sus documentos.


  • Los miembros se tienen que identificar mediante un nombre de usuario y contraseña para poder acceder a sus espacios de trabajo compartido.


  • El sistema contiene un sofisticado modelo de derechos de acceso que, por ejemplo, permite que un usuario tenga un control total sobre los objetos contenidos en una determinada carpeta, mientras que el resto de usuarios sólo tenga acceso de lectura o que no tenga ningún acceso al contenido de esa misma carpeta. De hecho, es necesaria la figura de un gestor de cada espacio para controlar los miembros de ese espacio de trabajo compartido. Normalmente la figura del gestor es el docente.


  • Foros de discusión: Los usuarios pueden iniciar una discusión sobre cualquier tema que deseen y el sistema presenta el hilo de discusiones a propósito de ese tema inicial de una manera agradable. El sistema BSCW también ofrece agendas de grupo.


  • Soporte multilingüe: la Interface del sistema se puede configurar en un idioma determinado. Algunos idiomas (castellano, catalán...) han sido creados por usuarios del sistema y están disponibles públicamente.
Un entorno para el trabajo cooperativo debe informar sobre lo que sucede en él para permitir que los usuarios coordinen su trabajo. El servicio de eventoses un intento del BSCW de proporcionar a los usuarios informaciones de los otros usuarios respecto de los objetos del espacio de trabajo compartido. Es decir, si un miembro de un espacio de trabajo compartido realiza una modificación en algún fichero compartido mientras otro usuario está desconectado, éste puede saber la próxima vez que se conecte que ese fichero ha sido modificado porque aparecerá un icono indicativo. Los eventosse producen cuando un usuario realiza cualquier acción en un espacio de trabajo compartido.

El sistema BSCW registra los eventos y presenta los recientes a cada usuario. En este contexto, reciente significa que ese evento tuvo lugar desde la ultima vez que actualizó el sistema, por tanto si se actualiza el sistema justo antes de la desconexión, en la próxima conexión al BSCW, el sistema muestra los eventos correspondientes a las acciones efectuadas desde la conexión anterior. Cada entrada de un evento describe qué se ha hecho, cuándo se ha hecho y quién lo ha hecho. Aunque esta aproximación para informar es muy simple, el feedback de los usuarios del sistema BSCW indica que la información del tipo A borró el documento X o B leyó el documento Z es muy útil para que los miembros de un grupo coordinen su trabajo y tengan una visión general de lo que ha pasado desde que se conectaron por última vez.

El sistema BSCW también permite realizar búsquedas a los distintos usuarios: a partir de nombres, contenidos o propiedades específicas se pueden encontrar objetos como archivos o la fecha de modificación de un documento. Al profesorado le puede interesar realizar una búsqueda por nombre de usuario y así saber todas las interacciones de cada uno de sus alumnos con el sistema BSCW.

El entorno BSCW es por tanto, un recurso de recursos. Es un sistema abierto, flexible y dinámico, que no permanece fijo, sino que puede evolucionar o cambiar siempre que se considere necesario y en eso se centra una parte de su interés por su aplicación en el mundo de la docencia. Permite, dentro de un marco común, diseños específicos para cada asignatura o grupo de asignaturas, adaptables a la gran diversidad del alumnado y de estrategias de aprendizaje, aspecto este último muy importante y significativo en la actualidad.

De hecho, el entorno es tan flexible que permite, entre otras cosas, las siguientes:


  • Abrir una carpeta con material de interés para el alumnado (dossieres electrónicos, pàginas webs, fotografías, etc). En la elaboración de esta carpeta pueden intervenir tanto el profesor como los alumnos, en función de los derechos de acceso que haya establecido el profesor.


  • Que los alumnos puedan elaborar sus propias producciones y que puedan ser consultadas por el resto del grupo-clase y por el profesor, o sólo por el profesor y el resto del grupo de trabajo, en función de los derechos de acceso establecidos.


  • Una interactividad en la corrección de las producciones de los alumnos: todos son copartícipes de las correcciones de todos, lo cual favorece notablemente el proceso de autocorrección.


  • Crear una carpeta tipo "tablón de anuncios" en la cual se pueden colgar noticias de actualidad o relacionadas con la asignatura correspondiente, y comentarlas como si de un debate se tratara, así como avisos de actividades de interés general (conferencias, charlas o exámenes).


  • Que los alumnos de un grupo reducido puedan realizar los trabajos encargados por el profesor disponiendo de un espacio común propio, en el que cual el resto del grupo-clase no tiene derecho de acceso (por ejemplo, cuando el profesor asigna la misma actividad a todos los grupos) y donde puede colgar documentos, gráficos, fotografías, archivos de vídeo, etc. Los miembros de este grupo reducido podrán acceder a este espacio desde cualquier ordenador conectado a internet y podrán modificar documentos o comentarios, añadir nuevos objetos o comentarios y descripciones, etc. 


  • Que todos los grupos reducidos de alumnos tengan acceso a las producciones finales elaboradas por otros grupos de alumnos (ajustando convenientemente los derechos de acceso), con lo que se favorece su difusión y permite una discusión ágil y sencilla de estas producciones.

  • Que el profesorado de la asignatura tenga un control total sobre todo lo que sucede en todos los espacios de trabajo compartidos. Además recibirá un correo electrónico diario con todos los eventos que hayan tenido lugar. Si lo desea, podrá mantener una atención al alumnado o un sistema de tutorías los 7 días a la semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario